Conoce las técnicas de elaboración utilizadas en la artesanía fallera para crear los ninots

Introducción

La tradición fallera

Las Fallas son una fiesta tradicional valenciana que se celebra cada año en el mes de marzo. Durante esta festividad, se construyen y se queman enormes estructuras conocidas como Fallas, que representan escenas satíricas y críticas de la actualidad.

Uno de los elementos más importantes de las Fallas son los ninots, figuras artísticas que se exhiben en las calles de Valencia durante la semana de celebración.

En este artículo, exploraremos las técnicas de elaboración utilizadas en la artesanía fallera para crear los ninots.

Desde la elección de materiales hasta los procesos de modelado y pintura, descubriremos el increíble trabajo que hay detrás de estas pequeñas obras de arte.

El tallado de la madera

La elección del tipo de madera

El primer paso en la elaboración de un ninot es la selección del tipo de madera. En la artesanía fallera se utiliza principalmente el pino, debido a su facilidad de tallado y su resistencia.

La madera de pino se corta en bloques que luego serán utilizados para dar forma a las diferentes partes del ninot.

El proceso de tallado

Una vez seleccionada la madera, se procede al tallado de las diferentes piezas del ninot. Este proceso se realiza de manera completamente manual, utilizando herramientas como cinceles y gubias.

El artesano debe tener un gran dominio de estas herramientas para lograr los detalles y acabados deseados.

El tallado es una etapa clave en la elaboración de un ninot, ya que es en esta fase donde se le da forma y expresión al personaje. Cada pieza se talla de manera independiente y luego se ensambla con el resto del cuerpo del ninot.

El lijado y el acabado

Una vez que todas las piezas del ninot están talladas y ensambladas, se procede al lijado para eliminar cualquier imperfección y suavizar la superficie. Este paso es fundamental para lograr un acabado pulido y prolijo en la madera.

Te puede interesar:  Descubre la receta tradicional de los churros falleros para disfrutar durante las Fallas

Después del lijado, se aplica un acabado protector, como laca o barniz, para preservar la madera y resaltar su belleza. El tipo de acabado puede variar según el efecto deseado, desde un acabado mate hasta uno brillante.

La modelado en barro

Preparación del barro

En la elaboración de los ninots también se utiliza el barro como material principal para el modelado. El barro se mezcla con agua hasta alcanzar la consistencia adecuada, que permita moldearlo sin que se desmorone.

El modelado de las figuras

Una vez que el barro está preparado, comienza el proceso de modelado de las diferentes figuras del ninot. Este proceso se realiza de manera manual, utilizando las manos y herramientas especiales para dar forma y detalles a las figuras.

Artesanos expertos tallando y pintando ninots en un taller

El modelado en barro permite una gran libertad creativa, ya que es posible crear cualquier forma o expresión deseada. Los artistas falleros utilizan su habilidad y creatividad para plasmar en el barro las escenas satíricas y críticas que caracterizan a las Fallas.

El secado y el horneado

Una vez que las figuras están modeladas, se dejan secar al aire libre durante varios días. Este proceso es crucial para que el barro adquiera la dureza necesaria y pueda ser manipulado sin deformarse.

Luego del secado, las figuras se hornean en un horno especial a altas temperaturas. Este horneado endurece aún más el barro, asegurando que las figuras mantengan su forma durante el proceso de pintura y el montaje final.

La pintura y el acabado final

La elección de los colores

La pintura de los ninots es uno de los procesos más importantes, ya que es en esta etapa donde cobran vida y adquieren personalidad. Los colores utilizados en la pintura son vibrantes y llamativos, para llamar la atención de los espectadores.

La técnica de pincel seco

Una de las técnicas más utilizadas en la pintura de ninots es el pincel seco. Esta técnica consiste en aplicar poca cantidad de pintura en el pincel y luego retirar el exceso con un papel o un trapo.

Te puede interesar:  7 consejos para disfrutar al máximo de la cabalgata del fuego

De esta manera, se logra un efecto desgastado y envejecido en la pintura, que le da autenticidad y realismo a las figuras.

Los detalles y los acabados finales

Una vez que se ha realizado la base de pintura, se procede a pintar los detalles y los acabados finales de los ninots.

Esto incluye la aplicación de sombras, luces y pequeños detalles decorativos que resaltan la figura y le otorgan mayor realismo y expresión.

Por último, se realiza un acabado final con lacas o barnices, para proteger la pintura y darle un brillo característico. Este acabado también contribuye a resaltar los colores y los detalles de las figuras.

Conclusión

La artesanía fallera es una tradición ancestral que requiere de habilidad, paciencia y creatividad. Las técnicas de elaboración utilizadas en la creación de los ninots, como el tallado de madera, el modelado en barro

y la pintura detallada, son ejemplos del increíble trabajo artesanal que se realiza detrás de cada figura fallera.

La elaboración de los ninots es un proceso minucioso y laborioso, pero los resultados finales son verdaderas obras de arte que capturan la atención de los espectadores y transmiten la esencia de las Fallas.

Ahora que conoces las técnicas detrás de estos pequeños gigantes, podrás apreciar aún más el valor y la belleza de la artesanía fallera.