Paso a paso: cómo se realiza la plantà de una falla en las fiestas falleras

Introducción

¿Qué es una falla?

Las fallas son una de las tradiciones más emblemáticas de la Comunidad Valenciana, especialmente en la ciudad de Valencia. Cada año, durante las fiestas falleras, se construyen grandes estructuras artísticas hechas de materiales inflamables y se queman como parte de la celebración.

Estas estructuras se conocen como fallas y son un reflejo del ingenio, la creatividad y el talento de los artistas falleros.

Una de las partes más importantes de las fiestas falleras es la plantà, el proceso de construcción y montaje de las fallas. En este artículo, te llevaremos paso a paso a través de todo el proceso de cómo se realiza la plantà de una falla.

Preparativos

Selección del diseño

Antes de comenzar la construcción de una falla, es necesario seleccionar un diseño. Este diseño puede ser creado por el propio artista fallero o puede ser encargado a un diseñador especializado. Se tienen en cuenta aspectos como la temática, el tamaño y el presupuesto disponible.

Una vez seleccionado el diseño, se realiza un plano detallado que servirá como referencia durante todo el proceso de construcción.

Elección de materiales

Los materiales utilizados en la construcción de una falla pueden variar, pero los más comunes son la madera, el corcho, el cartón y la escayola. Además, se utilizan materiales decorativos como papel, tela, pintura y adornos.

Es importante escoger materiales de calidad que sean resistentes y seguros. También se pueden añadir luces para darle un toque especial a la falla.

Planificación del espacio

Antes de comenzar a construir la falla, es necesario contar con un espacio adecuado para su montaje. Este espacio debe ser lo suficientemente amplio para poder trabajar cómodamente y permitir que la falla sea exhibida de manera segura durante las fiestas falleras.

Te puede interesar:  Los preparativos indispensables para vivir la Nit del Foc sin contratiempos

Una vez seleccionado el espacio, se traza un plano que indique la distribución de cada una de las partes de la falla, incluyendo los monumentos principales, las escenas secundarias y los ninots, que son las figuras que se salvarán de la quema.

Construcción de la falla

Armazón y estructura

El primer paso en la construcción de una falla es la creación del armazón y la estructura básica. Esto se hace utilizando principalmente madera, que se corta, se ensambla y se refuerza con hierros para garantizar su estabilidad y resistencia.

Una vez creada la estructura, se comienza a dar forma a los diferentes elementos de la falla, como los monumentos principales y las escenas secundarias.

Modelado y detallado

Artistas falleros tallando una falla con precisión

Una vez que la estructura básica de la falla está lista, se procede al modelado y detallado de cada una de las partes.

Esto implica dar forma a los ninots, tallar elementos decorativos y añadir capas de cartón, escayola u otros materiales para crear texturas y relieve.

Los artistas falleros trabajan con gran precisión y dedicación para dar vida a cada figura y darles el acabado deseado.

Pintura y decoración

Una vez modeladas las figuras y elementos de la falla, se procede a su pintura y decoración. Se utilizan diferentes técnicas y materiales para lograr el efecto deseado, como pintura acrílica, esmalte, barniz y materiales decorativos como papel.

También se emplean tela y luces para resaltar algunos detalles y darle vida a la falla. La pintura y decoración son procesos minuciosos que requieren de habilidad y creatividad para lograr un resultado final impactante y atractivo.

Este proceso requiere habilidad y creatividad para resaltar los detalles y crear una composición visualmente atractiva.

Montaje en el espacio

Una vez finalizada la construcción y decoración de la falla, se procede al montaje en el espacio preparado previamente. Se colocan los diferentes elementos de la falla según el plano trazado, asegurándose de que todo esté seguro y correctamente posicionado.

Te puede interesar:  Alternativas eco-friendly para celebrar la nit de la cremà y cuidar el medio ambiente

Es importante contar con la ayuda de grúas y otros equipos de elevación para poder montar las partes más grandes y pesadas de la falla.

Iluminación

La iluminación es un aspecto crucial en la plantà de una falla, ya que contribuye a resaltar los detalles y crear un ambiente mágico durante las fiestas falleras. Se colocan luces estratégicamente, utilizando diferentes colores y efectos, para realzar la belleza de la falla durante la noche.

Conclusión

La plantà de una falla es un proceso minucioso que requiere de habilidad, creatividad y trabajo en equipo.

Desde la selección del diseño hasta el montaje en el espacio, cada etapa es importante para lograr una falla impresionante que capture la atención de los asistentes a las fiestas falleras.

Es un proceso lleno de pasión y dedicación, donde los artistas falleros dan vida a sus creaciones y muestran su talento al mundo. Así, cada falla se convierte en una obra de arte efímera que, una vez quemada, deja paso a la celebración y renacimiento de la tradición fallera.