Descubre la historia y tradiciones que rodean la plantà de las fallas

Introducción

Las Fallas, una tradición valenciana

Las Fallas son una de las festividades más emblemáticas de la ciudad de Valencia, en España.

Cada año, durante el mes de marzo, las calles se llenan de color y alegría con la celebración de esta fiesta.

Y uno de los momentos más esperados de las Fallas es la plantà, donde se erigen las espectaculares estructuras de cartón y madera que serán el centro de atención durante toda la semana.

En este artículo, vamos a sumergirnos en la historia y tradiciones que rodean la plantà de las Fallas, descubriendo cómo se ha convertido en una parte fundamental de esta festividad y qué significado tiene para los valencianos.

Orígenes de la plantà

Un homenaje a San José

La plantà de las Fallas tiene sus raíces en una antigua tradición valenciana de homenajear al patrón de los carpinteros, San José. Esta festividad tiene lugar cada 19 de marzo, coincidiendo con el día de San José en el calendario religioso.

Según la historia, los carpinteros valencianos solían quemar en la víspera del día de San José todo el material sobrante y los utensilios utilizados durante el invierno.

Con el paso del tiempo, esta costumbre fue evolucionando hasta convertirse en la actual plantà de las Fallas, donde se queman las espectaculares estructuras falleras al finalizar la semana festiva.

La evolución de la plantà

A lo largo de los años, la plantà ha evolucionado significativamente, tanto en tamaño como en complejidad. En sus inicios, las fallas eran pequeñas estructuras de cartón y madera que representaban escenas satíricas de la sociedad valenciana.

Sin embargo, con el tiempo, las fallas han ido adquiriendo mayor altura y detalle, convirtiéndose en auténticas obras de arte efímeras. Hoy en día, algunos artistas falleros trabajan durante meses para crear estas impresionantes estructuras que alcanzan alturas de hasta 30 metros.

Te puede interesar:  La mascletà en las Fallas de Valencia: una explosión de emoción y adrenalina

La plantà es un momento crucial en el proceso de construcción de las fallas. Durante toda la noche del 15 al 16 de marzo, las comisiones falleras se afanan por levantar las estructuras en las calles de la ciudad, con la ayuda de grúas, equipos de iluminación y numerosos colaboradores.

Es una tarea que requiere precisión y coordinación para que todo esté listo para el inicio de la semana fallera.

Tradiciones y significado de la plantà

La iluminación de las fallas

Uno de los aspectos más destacados de la plantà es la iluminación de las fallas.

Durante toda la noche, las calle se llenan de luces y colores, creando un ambiente mágico. Cada falla tiene su propio esquema de iluminación, que resalta los detalles de la estructura y la convierte en un auténtico espectáculo visual.

Monumento fallero rodeado de multitud en celebración

Además, en las calles donde se plantan las fallas más importantes, se suelen instalar grandes pantallas donde se proyectan imágenes relacionadas con la fiesta o con la temática de la falla en cuestión. Estas proyecciones son otro elemento que contribuye a crear una atmósfera única durante la plantà.

El desfile de las falleras y falleros

Otra tradición importante durante la plantà es el desfile de las falleras y falleros.

Vestidos con sus trajes regionales, los falleros y falleras recorren las calles de la ciudad acompañando a las comisiones falleras en la tarea de plantar las fallas.

Este desfile es una muestra de orgullo y tradición, donde se exhibe la riqueza cultural y artística de Valencia. Las falleras lucen sus impresionantes peinados y trajes de valenciana, mientras que los falleros visten de chaquetilla, corbata y pañuelo de seda.

Es una oportunidad única para apreciar la belleza y elegancia de la indumentaria tradicional valenciana.

El momento de la cremà

Aunque la plantà es un momento de gran emoción y alegría, también marca el inicio de la cuenta regresiva hacia el final de las Fallas. Y es que al finalizar la semana fallera, todas las estructuras que se han plantado son quemadas en un acto conocido como la cremà.

Te puede interesar:  Tradiciones y rituales falleros que se celebran durante la plantà de las fallas

La cremà es un momento de despedida y un símbolo de renovación. Las fallas, que han sido admiradas y contempladas durante toda la semana, son reducidas a cenizas en cuestión de minutos. Es un espectáculo impresionante que marca el final de las Fallas y el comienzo de la preparación para el próximo año.

Conclusiones

La plantà de las Fallas es uno de los momentos más emocionantes y significativos de esta festividad valenciana. Durante la noche del 15 al 16 de marzo, las calles se llenan de vida y color con la construcción de las espectaculares estructuras falleras.

Es un proceso que combina arte, tradición y trabajo en equipo para crear algo único y efímero.

La plantà es una oportunidad para apreciar la riqueza cultural y artística de Valencia, así como para disfrutar del ambiente festivo y la iluminación especial que se crea en toda la ciudad.

Pero también es un momento de despedida y renovación, ya que las fallas serán quemadas al finalizar la semana.

En definitiva, la plantà de las Fallas es la manifestación de una tradición arraigada en la historia valenciana, que cada año atrae a miles de visitantes que desean vivir y experimentar la emoción y el encanto de esta fiesta única en el mundo.