Todo sobre la fabricación de la cerveza mascletá, el elemento estrella de las fiestas valencianas

Introducción

Origen de la cerveza mascletá

La cerveza mascletá es una tradición arraigada en las fiestas valencianas, especialmente durante las Fallas. Se trata de una bebida única que combina el sabor de la cerveza con el característico aroma y picantez de los ingredientes valencianos.

En este artículo, te llevaremos a través de todo el proceso de fabricación de la cerveza mascletá, desde la selección de los ingredientes hasta el resultado final.

Selección de ingredientes

Cebada y malta de calidad

El primer paso para la fabricación de la cerveza mascletá es seleccionar una cebada de alta calidad. La cebada malteada se utiliza como base para la elaboración de la cerveza, y es importante elegir una variedad que tenga un buen contenido de almidón y proteínas.

La malta es otro ingrediente fundamental en la cerveza mascletá. Se obtiene mediante la germinación controlada y posterior secado de la cebada malteada. La selección de la malta es crucial, ya que aporta sabor, aroma y color a la cerveza final.

Lúpulo y levadura especial

El lúpulo es otro ingrediente clave en la fabricación de la cerveza mascletá. Se utiliza para equilibrar el dulzor de la malta con su amargor característico y para añadir aromas y sabores específicos.

En el caso de la cerveza mascletá, se utilizan lúpulos especiales que potencian el sabor y le dan un toque picante.

La levadura es otro elemento clave en la fabricación de la cerveza, ya que es la encargada de fermentar los azúcares presentes en la malta y convertirlos en alcohol y dióxido de carbono. En el caso de la cerveza mascletá, se utilizan levaduras especiales que aportan ese carácter especial a la bebida.

Te puede interesar:  Consejos prácticos para capturar las mejores imágenes de la plantà de las fallas en Valencia

Elaboración del mosto

Molienda y maceración de la malta

Una vez seleccionados los ingredientes, el siguiente paso en la fabricación de la cerveza mascletá es moler la malta para obtener un polvo fino llamado harina de malta.

Esta harina se mezcla con agua caliente en un proceso conocido como maceración, que tiene como objetivo extraer los azúcares y otros compuestos solubles de la malta.

La maceración se lleva a cabo en un recipiente llamado macerador, donde se controla la temperatura y el tiempo para obtener los resultados deseados en términos de sabor y cuerpo de la cerveza.

Clarificación y hervido

Una vez que se ha realizado la maceración, se procede a la clarificación del mosto, eliminando los sólidos y obteniendo un líquido claro y libre de impurezas. Este proceso se realiza generalmente mediante el filtrado y la decantación del mosto.

Barril de cerveza con fuegos artificiales

A continuación, el mosto clarificado se lleva a ebullición en una olla llamada cazuela de cocción. Durante el hervido, se añaden los lúpulos y otros ingredientes especiales para aportar sabor, aroma y amargor a la cerveza mascletá.

Fermentación y maduración

Después del hervido, el mosto se enfría rápidamente y se traslada al fermentador, donde se añade la levadura seleccionada. Durante la fermentación, que puede durar varias semanas, la levadura consume los azúcares presentes en el mosto y produce alcohol y dióxido de carbono.

Una vez que la fermentación ha concluido, la cerveza mascletá se traslada a una etapa de maduración. Durante esta fase, se eliminan las impurezas y sedimentos restantes, la cerveza adquiere su carbonatación natural y los sabores se estabilizan y se redondean.

Embotellado y distribución

Embotellado y etiquetado

El último paso en la fabricación de la cerveza mascletá es el embotellado. La cerveza se transfiere cuidadosamente a botellas limpias y se cierra herméticamente para mantener la frescura y la calidad.

Antes de ser distribuida, cada botella se etiqueta con la información relevante, como el nombre de la cerveza, el tipo de cerveza, el contenido alcohólico y la información nutricional.

Te puede interesar:  Protocolo y seguridad en la Cremà Fallera: cómo disfrutar sin riesgos

Distribución y disfrute

Una vez que las cervezas están embotelladas y etiquetadas, están listas para ser distribuidas y disfrutadas. La cerveza mascletá se puede encontrar en tiendas especializadas, bares y restaurantes durante las fiestas valencianas, y también está disponible para envío y venta en línea.

Es importante almacenar y servir adecuadamente la cerveza mascletá para disfrutar de todo su sabor y picantez únicos. Se recomienda servirla fría y en un vaso adecuado para cerveza, para apreciar todos los matices de esta bebida especial.

Conclusión

A lo largo de este artículo, hemos explorado todo el proceso de fabricación de la cerveza mascletá, desde la selección de los ingredientes hasta el embotellado y disfrute. La cerveza mascletá combina el sabor refrescante de la cerveza con un toque picante y característico de los ingredientes valencianos, y es una bebida imprescindible durante las fiestas valencianas.

Ahora que conoces todos los detalles de su fabricación, no dudes en probar esta deliciosa y emocionante cerveza durante tu próxima visita a Valencia.